Dryadas en El Mundo de las Sombras…

Quizá sean las criaturas más desconocidas de toda la saga, puesto que en las dos primeras novelas, Inmortal y El filo de la espada, apenas poseen protagonismo; pero a lo largo de Tiempos Aciagos y Sangre Inmortal su papel cobra gran importancia. Son mujeres Inmortales, seres especiales tocados por el don de la magia. Son guerreras implacables, y aquí os dejo un extracto en el que las tres Dryadas más poderosas combaten entre sí. Magia pura:

“Sevilla, finales de Mayo de 1210 A.D.

            Damara lanzó una mirada orgullosa a las tres mujeres que se alzaban ante ella. La plaza se encontraba envuelta en el silencio de la noche, un lugar alejado de los suburbios de la ciudad, despoblado y olvidado. La luna ofrecía sus brazos para iluminar de manera tenue el lugar. Damara lo agradeció. Sentía que sus fuerzas crecían bañada por el cálido abrazo de su diosa. Lo necesitaría, ahora que el temido momento había llegado.

            El enfrentamiento entre la luz y la noche. Aunque no eran enemigos, era inminente el choque.

            Viktoria emitió un fulgor apagado. Se cubría con una armadura plateada, cuyas placas parecían finas láminas casi transparentes, y portaba una larga espada de hoja cristalina. A su lado, Laya se protegía con su armadura de cuero reforzada por los hechizos que su señora había tejido días atrás. Empuñaba en sus manos sendas espadas, que reflejaban el resplandor emitido por Viktoria. Kyra observaba a Damara con la mirada penetrante. No se protegía con armadura alguna, ni portaba armas en sus manos. Vestía saya y calzón de algodón, ropajes cómodos y funcionales.

guerrera

           

Damara elevó los brazos y los inclinó lentamente. Las sombras se extendieron y reverberaron con vida propia, hasta que se alzaron junto a ella como figuras humanoides. Volvió a alzar los brazos y de pronto un gigantesco lienzo de tinieblas se desplomó sobre ellas, cual si una mano invisible les hubiera arrojado un manto. Viktoria lo destrozó con rapidez, aunque no logró evitar que tanto Laya como Kyra fuesen envueltas por su negrura. La forma se adaptó a sus cuerpos, como una densa y pegajosa capa de barro oscuro como la noche, cegándolas por completo. Las sombras se lanzaron sobre ellas y Viktoria avanzó con el propósito de proteger a Laya y Kyra, que se debatían por lograr despejarse el rostro de aquella sustancia viscosa. Dos figuras atacaron a Viktoria y otras dos se abalanzaron sobre las indefensas Dryadas. Laya lanzó un gemido agudo al recibir el golpe de su sombra enemiga, que le destrozó la protección del pecho, abriendo una amplia herida.

            Kyra se había detenido y su cuerpo se endureció un instante antes de que su rival la golpeara, topándose con una estatua de piedra que al instante recuperó su forma habitual. Con un pequeño destello se liberó del hechizo, y un azote de energía fue arrojado hacia la sombra, que se disponía a redoblar el ataque sobre Laya. Situándose tras la espalda de la sombra, y con las manos a la altura de sus hombros, una chispa súbita generó un pequeño haz de luz como si de un cordel luminoso se tratase, y la sombra quedó desgarrada cuan cuchilla de luz plateada que deshiciese la oscuridad a su alrededor.

            Disipando el hechizo giró el rostro para enfrentarse a la sombra que se recuperaba de su anterior ataque. Pero un violento latigazo había apresado su mano derecha, como un tentáculo de oscuridad. Tras ella Viktoria se enfrentaba a Damara. Ambas Dryadas lanzaban sus ataques y los contrarrestaban con rapidez, sumiéndose en una danza macabra entre la luz y la noche. Parecía un combate igualado al máximo. Kyra recibió un ataque en el cuello que le obligó a tambalearse gravemente herida. Tras cerrar los ojos y concentrarse durante un instante regeneró las heridas recibidas, pero le había obligado a gastar una considerable cantidad de energía, y la luz que irradiaba su cuerpo comenzó a debilitarse. Las sombras crecieron a su alrededor, como alimentadas por esa debilidad. Laya comenzaba incorporarse, liberada por el hechizo que la cegaba, y acto seguido golpeó con sus espadas, que refulgieron al atravesar los cuerpos formados por la negrura de la noche: mas una espesa neblina ensombreció el lugar en el que se encontraban. Combatían contra un enemigo que no podían distinguir.

            Viktoria se detuvo un instante para recobrar el aliento y Damara la imitó jadeante. El sudor perlaba sus rostros, conscientes de que seguramente su enfrentamiento quizá provocase la muerte de ambas contendientes.

            —Aún conservas tu poder, incluso después de invocar a Amhij –dijo Viktoria.

            La mirada de Damara se iluminó un instante. De pronto, alzó una mano, y como si hubiera emitido una orden tajante las sombras que acosaban a Laya y Kyra se disiparon.

            —Yo no he invocado a ningún demonio, Viktoria.”

Anuncios

Extracto de “Sangre Inmortal”

Las Dryadas ocupan un lugar especial en El Mundo de las Sombras. Así son llamadas las mujeres Inmortales, seres poderosos y terroríficos capaces de desarrollar tanto poder o más que sus parientes masculinos. Durante las cuatro novelas su presencia ha sido constante, y en “Sangre Inmortal” podréis seguir las evoluciones de algunas de ellas. Aquí os dejo una batalla librada entre estos seres, donde la magia y el poder son aterradores.

“Damara lanzó una mirada orgullosa a las tres mujeres que se alzaban ante ella. La plaza se encontraba envuelta en el silencio de la noche, un lugar alejado de los suburbios de la ciudad, despoblado y olvidado. La luna ofrecía sus brazos para iluminar de manera tenue el lugar. Damara lo agradeció. Sentía que sus fuerzas crecían bañada por el cálido abrazo de su diosa. Lo necesitaría, ahora que el temido momento había llegado.

El enfrentamiento entre la luz y la noche. Aunque no eran enemigos, era inminente el choque.

Las Dryadas puedes desarrollar tanto poder bélico como los más notables Inmortales…

Sigue leyendo

Sangre Inmortal ya a la venta

Queridos lectores.

Como anunciaba durante los días anteriores, ya tenéis disponible “Sangre Inmortal”, la cuarta novela ambientada en El Mundo de las Sombras. En este caso representa la segunda parte del ciclo “La Guerra de las Sombras”, y marca un punto y aparte en el que proseguiré explorando otros géneros. Aún así, la saga queda rematada en esta cuarta entrega, y no niego que en un futuro exista una continuación, ya más tarde en el tiempo. Aún estais a tiempo para conseguir “Inmortal“, “El Filo de la Espada” y “Tiempos Aciagos” para poder disfrutar de toda la saga al completo.

Aquí os dejo el enlace de descarga pinchando en la portada de la novela.

paraebook

Sinopsis:

Ésta es, querido lector, una novela en la que se entrelazan dos mundos como si de dos tejidos muy similares se tratase: el mundo de las sombras, poblado por seres sobrenaturales (vampiros, inmortales, hechiceros, licántropos…) y el mundo histórico que habitan, interactuando con los grandes reyes de Aragón, Castilla, Navarra… una historia marcada por la frágil línea que forma la sangre inmortal…

La guerra asola la mayoría de las cortes Europeas, ya sean mortales o inmortales, después de la caída de Constantinopla a manos de los Cruzados que propició el despertar del poderoso y temido Amenophis. Como consecuencia de este despertar, las criaturas de las sombras rompen sus alianzas para forjar otras nuevas, y tanto vampiros como Inmortales deben navegar en un océano de traiciones, conjuras y conflictos en los que el enemigo jamás mostrará su verdadero rostro. Zarco Mantoscuro regresa del lugar donde fue confinado después de la traición de Galad de Ebla, y pugnará por elegir entre mantener la lealtad a su familia o romperla en busca de mayor poder y libertad, recorriendo las fascinantes calles de la Sevilla dominada por el Imperio Almohade y las peligrosos callejones de la Corte en Toledo, donde asistirá estupefacto a la caída del mayor aliado de su familia a manos de Galad, lo que provocará un terremoto político tanto en el mundo mortal como en el que se oculta entre sus sombras.

Pero los humanos muestran una resistencia inesperada a la influencia de los vampiros, y poco a poco comienzan a deshacerse de su férreo control, obrando por su propia iniciativa. Ante la sorpresa de los ancianos vampiros que dominan el escenario político mortal en Castilla, su Rey Alfonso VIII decide convocar una Cruzada y partir hacia tierras musulmanas para expulsar al enemigo sarraceno. Ocultos entre las enseñas de Castilla, Aragón, Navarra y el ejército Cruzado que acude a la llamada del Rey cristiano, las criaturas de las sombras asisten a la decisiva batalla de las Navas de Tolosa que marca un punto de inflexión en la histórica reconquista y de las sombras que se cobijan en su regazo.

¿Qué es el mundo de las Sombras?

Entra, lector, y descubre un mundo de fantasía diferente. Aquí no verás orcos, trasgos, elfos, enanos, dragones, huargos… encontrarás algo diferente, algo mucho más cotidiano. El Mundo de las Sombras se extiende más allá de la mirada de los humanos a lo largo de su propia historia. Sus criaturas, vampiros, inmortales, licántropos, hechiceros y otros seres, se confunden entre la muchedumbre humana, interactúan en su historia, lloran con sus tragedias y brindan en su honor con sus victorias. No visitarás reinos imaginarios, viajarás a lo largo de la Europa Medieval, descubrirás las maravillas del mundo histórico: La hermosa Constantinopla, la capital del Mundo de las Sombras, con sus poderosas murallas inexpugnables; Toledo, la tenebrosa ciudad cristiana repleta de ambiciones y conspiraciones. Buda-Pest, la ciudad del mercado de jade; la mágica Praga con ss hechiceros conocedores de arcanos hechizos; los Cárpatos donde la Guerra de las Sombras se extiende con toda su crudeza alejada de las miradas de los humanos…

Entra, amigo, porque descubrirás un mundo de fantasía extraordinario.

 “Sabed, ¡oh Rey!, que más allá de las miradas de los hombres mortales, protegidas por un velo intangible, se extiende un Reino donde las Sombras dictan su implacable voluntad, al que sirven extrañas criaturas poderosas y malignas. Sabed ¡oh Rey! que todo lo que suceda en este Reino tiene su eco en nuestras vidas. Las guerras, plagas y demás calamidades son consecuencia de la lucha insaciable que se extiende en el Reino de las Sombras. Sabed, ¡oh Rey! que vuestro destino y el de vuestros vasallos esta dictado por Ellos, aunque el Velo os aparte de la locura, os proteja de sus criaturas y os oculte su horror. Pero sabed, ¡oh Rey!, que no conviene enfurecer a estas Criaturas, puesto que el Velo que las protege de nosotros es tan etéreo como una nube y estas Criaturas caminan por nuestros caminos, se alimentan de nuestros víveres y sus destinos están entrelazados con los nuestros. Sabed,¡ Oh Rey!, que nosotros habitamos en el Mundo de Tinieblas, aunque lo ignoremos.”

Desde tiempos inmemoriales multitud de criaturas han poblado nuestro mundo apartados del ser humano por el Velo, que prohibe a los moradores del Mundo de las Sombras mostrar sus poderes. Agazapados en la noche, sus manipulaciones, ambiciones y anhelos marcan el destino de reinos, estirpes e incluso civilizaciones. Durante toda la historia de la humanidad han poblado nuestro mundo, apartados pero siempre presentes.

Sigue leyendo

Prueba Tiempos Aciagos, te gustará.

Aquí tenéis el primer capítulo gratis. Pincha en la imagen para acceder a los dos siguientes capítulos gratuítos. Seguro que Tiempos Aciagos te enganchará, humano. Prueba la fantasía histórica que propone El Mundo de las Sombras, en este caso con la tercera entrega, independiente a las dos anteriores, en la que se relata el devenir de la temible Guerra de las Sombras. Adéntrate, te engancharás seguro. Praga, Constantinopla, Toledo, El Cairo y muchos otros escenarios acogen la tenebrosa pugna entre las criaturas que pueblan este inquietante mundo, compartido con los humanos.

 

Tiempos Aciagos

Capítulo I. Praga.

 

Últimos días de Mayo. 1204 A.D. Praga.

 

            La sombra se deslizaba sigilosa entre los callejones de la ciudad. Xabier corría tras ella siguiendo su rastro casi imperceptible. En su corazón ardía la necesidad de alcanzar a su presa y en su mente se apartaban las dudas que podrían haberle detenido en algún momento: ¿Sería capaz de enfrentarse a aquel ser que había derrotado al Golem del barrio judío?  Pero la pregunta yacía apartada en el pensamiento de Xabier, y cuando consiguiese alcanzar a su presa trataría de encontrar alguna solución. Las paredes de piedra de las casas del Barrio Antiguo  apenas parecían obstáculos insignificantes ante el deseo del Inmortal. Después de varios meses en la ciudad, por fin había encontrado la solución al problema. Y aquella carrera le ayudaba a desahogar su frustración acumulada. Praga era una ciudad  asombrosa, la más enigmática que había conocido, por encima de Toledo, Paris, Roma e incluso Constantinopla. En ella no reinaba un poderoso vampiro como en el resto de las ciudades conocidas. En cada distrito, protegido por gruesas murallas y patrullas nocturnas, gobernaba un pequeño señor que debía lealtad al Consejo de las Sombras, que se reunía en los salones del Palacio de Praga. Y solo uno de ellos era un vampiro.

            “Un muro. La sombra se dirige al Barrio Nuevo”. Xabier frunció los labios contrariado.  En este barrio gobernaba Laernes de Viena, un vampiro poderoso aunque taciturno y solitario. Se extendían rumores por la ciudad que indicaban la presencia de ignobili  y defectori entre aquellos muros apenas inacabados en algunos tramos.. Laernes lo había negado sistemáticamente y nadie hasta ahora ha podido proporcionar pruebas al respecto. Era el único barrio en el que los vampiros podían cazar con libertad entre sus calles. En el resto de la ciudad estaba terminantemente prohibido, por lo que los vampiros se alimentaban de los humanos que se agolpan en el exterior de la ciudad o en el Barrio Nuevo.

            “No es el mejor lugar para perseguir una sombra que acaba de derrotar al ser más poderoso que la magia Cabalística puede invocar”.

            El muro no representó un gran obstáculo para Xabier. El centinela apenas pudo distinguir ni a la sombra ni al Inmortal que la perseguía. Ambos se  habían transformado en una ráfaga de viento nocturno. Una ráfaga gélida y sobrehumana.

            Por fin, después de una marcha frenética, la sombra se detuvo frente a la fachada de la Iglesia de Santa Marta. Xabier se detuvo a varios metros de ella. Era una figura humana, alta y corpulenta. Un grueso nubarrón ocultó la luz de la luna y la oscuridad creció en la plaza. Xabier se abalanzó sobre la sombra y lanzó un mandoble al costado. El impacto fue terrible, casi como si hubiera golpeado una pared de mármol. El dolor fue insoportable y Xabier soltó la espada con la mano entumecida. La sombra retrocedió lentamente. No parecía herida. Xabier tomó la espada con la mano izquierda. La sombra alzó una mano y Xabier tropezó con un pequeño bache del suelo, pero consiguió recuperar el equilibrio. Alzó la vista hacia la sombra y le pareció que ésta sonrió en su interior. Tras su figura los muros de la iglesia se alzaban imponentes y amenazadores envueltos en la oscuridad de la noche. Volvió a atacar y la sombra retrocedió varios pasos más. Un bloque de piedra se desprendió de una de las paredes de la iglesia y golpeó a Xabier en el hombro izquierdo. La sombra se internó en el interior del edificio ante la mirada frustrada de su perseguidor. No podía continuar, puesto que era incapaz de  empuñar el arma. Se encontraba indefenso en el peor lugar de la ciudad.

            El rumor de pasos precedió a las sombras que le rodearon. Podía distinguir en ellas el brillo inhumano de sus ojos, una sed de sangre imposible de agotar. Tomó la espada con la mano izquierda malherida y se irguió. La mano derecha parecía rota, aunque no le dolía. Se desembarazó de la capa y se aproximó hasta un pequeño claro iluminado por la luna. Pero de nuevo una inoportuna nube alejó la luz de la plazuela.

            No lo deseaba, pero era inevitable. Se encontraba indefenso, rodeado por vampiros. Cerró los ojos y se concentró.

            Una luz serpenteante comenzó a brillar en el pecho de Xabier dibujando un ave Fénix con las alas desplegadas, orgullosa y desafiante. Xabier empuñó la espada con la mano derecha y con la izquierda desenvainó un pequeño sable curvo. El dolor y el entumecimiento que había sentido anteriormente era ya un vago recuerdo. La luz que emanaba de la armadura iluminó la hoja de su espada, mostrando las runas que bailaban en el acero. Garra Negra, la espada maldita. El azote de los vampiros. Xabier abrió los ojos y una luz dorada centelleó en ellos fugazmente. Una de las sombras que se cernía sobre él masculló un nombre que se extendió entre el círculo de vampiros.

            El Fénix Negro.

            Habían atrapado al Fénix Negro, el Inmortal más implacable desde la caída del poderoso Urabi de Ukesh, su propio mentor. Y en su mano refulgía como con luz propia el arma maldita: Garra Negra.. El número de sombras comenzó a crecer alrededor del Inmortal.

            Xabier aspiró profundamente.

            Nox Irae.

Nuevas portadas para los relatos cortos de El Mundo de las Sombras

Y ya les tocaba a ellos, los hermanos menores de El Mundo de las Sombras, pasar por el taller y renovar tanto la portada como algún detalle más. Y como postre, publicamos en Amazon el relato “Arena y Sangre Inmortal”, un relato corto de gladiadores, Inmortales, voluptuosas mujeres vampiro capaces de derrocar a un rey para lograr satisfacer sus apetencias. Disfrutalo, el precio es el más barato posible en Amazon. Y, en pocos días, publicaremos la cuarta y la  quinta entrega… la última, Acero Rojo, inédita por completo. Poneros cómodos, humanos, y disfrutad.

 

Mi Inmortal

El dolor de un alma atormentada ante la pérdida de su amado, un ser inmortal surgido desde las brumas de su corazón, es una herida que nunca podrá ser cicatrizada. Acompaña a Alexia en el dulce y amargo recuerdo de verdadero amor.  Pincha en la imagen para acceder al relato corto publicado en Amazon.

Aún recuerda sus lágrimas cuando se despidieron. Cada mañana, después de tantas mañanas, el sol de cada amanecer trae consigo el viejo recuerdo de un amor que nunca olvidará. Después de tantos años, aún conserva la sonrisa que le arranca recordar de nuevo su mirada.

Pero ha pasado tanto tiempo que apenas permite recordad aquellos momentos. Cada día, año tras año, el amanecer trae consigo el mismo interrogante. ¿Me arrepiento?”

Descargatelo en formato Kindle
Descargatelo en formato Kindle

La luz de su mirada

En el Mundo de las Sombras las criaturas sienten el paso del tiempo como una cruel mordedura. Y para un Inmortal, enamorarse de un humano es el trago más amargo que puede probar, ya que la eternidad le esperará siempre recordando la luz de su mirada. Acompáñale en su dolor, y sé partícipe de sus pensamientos.

“Ella estaba muerta y él intacto. No era justo.

            Acarició el suave rostro arrugado por el tiempo. Allí, ella lucía con luz propia mientras yacía en la cama de madera, inmersa en un colchón de hermosas violetas. Durante muchos años le había parecido que  su  mirada era como el destello violáceo de un millar de aquellas flores bajo el sol de la primavera. Agitó la cabeza desolado tratando de recordar, precisamente, cuantas primaveras habían vivido juntos. ¿Cuarenta?, no lo recordaba exactamente.”

Descárgate el relato pinchando en la imagen

Descargatelo en formato Kindle pulsando en la imagen
Descargatelo en formato Kindle pulsando en la imagen

Arena y sangre inmortal

Aquí podremos conocer a un poderoso Inmortal que ha encontrado la paz y el sosiego en un alejado reino. Pero esta paz es quebrada por la irrupción de una poderosa noble vampiro, plena en ambición, que tejera una red de traición y engaño a su alrededor. Aventura, traición, amor, sangre en la arena de gladiadores dentro de El Mundo de las Sombras. Descárgatelo pinchando en la imágen.

Descargatelo pinchando en la imágen
Descargatelo pinchando en la imagen

¡Tiempos Aciagos a tan solo 1 euro!

Tiempos Aciagos

Pincha en la portada para acceder al portal de Amazon para descargarte la novela.

Ahora tienes la oportunidad de conseguir la edición digital de Tiempos Aciagos al extraordinario precio de 1 Euro. Por menos de un café, una cerveza o un refresco (en el bar, claro), puedes conseguir el inicio del nuevo ciclo: La guerra de las sombras, que continúa las anteriores Inmortal y El Filo de la Espada. Una novela trepidante cuyos escenarios permiten al lector recorrer la Europa Medieval acompañando a los protagonistas: Toledo, Constantinopla, los montes Cárpatos, Praga, Tarraco… será testigo de cruentos enfrentamientos entre las tropas de los inmortales frente a las de ancianos vampiros…

Durante diez días permanecerá activa esta promoción, finalizando el 20 de Agosto, aunque si la novela registra gran interés por parte de los lectores ampliaremos el plazo.

Accede al enlace de Amazon pinchando en la imagen o en el enlace: La Guerra de las Sombras edición digital.

¿Quién eres?

Finalizando la cuarta novela ambientada en El Mundo de las Sombras, Sangre Inmortal, hacemos un alto en el camino…

¿Quién eres?

Te asientas sobre un trono sin súbditos.

Gobiernas la noche en solitario.

Ellos se fueron. Las llamas les condujeron lejos de ti.

Y ahora los salones de tu palacio arrojan los ecos de sus voces.

Entra en la tienda Kindle de Amazon

 

Las miradas de los hijos de tu sangre se apagarán con el paso de los años.

Como un recuerdo vano y lejano.

Quedarán borrados como un dibujo que se desvanece por el tiempo.

Y la soledad ya invade los pasillos de tu morada.

Sus almas se alejan de ti. Ya jamás te reconfortarán sus palabras.

Porque sus alaridos pueblan tus sueños. Su agonía estremece tu descanso.

Es inútil que busques consuelo. Fuiste incapaz de protegerlos.

El Filo de la Espada

¿Serás capaz de proteger a los siguientes?

Las llamas regresarán. Los aullidos de dolor volverán a resonar en tus salones.

La ceniza sembrará tus jardines. Sus cenizas.

¿Hallarás consuelo en la pira que te lo arrebató?

Las lágrimas no curan tu sufrimiento. Las lágrimas no apagan las llamas.

Solo el vacío de sus voces consume la luz de la locura.

Solo la amargura de su ausencia.

¿Gobernarás en un trono alzado sobre sus cenizas?

¿Gobernarás recordando el eco de sus voces en tus salones?

El tiempo lo borrará. El tiempo las alejará.

Y tus salones permanecerán en silencio. En el olvido.

Y, mientras, tu alma vagará entre los pasillos, sin consuelo.

Tiempos Aciagos

¿Quién eres?

El padre sin hijos.

El Rey en el trono de cenizas.

El patriarca sin familia.

El señor de una mansión vacía.

El dueño de los pasillos en silencio.

El viento arrastrará tu dolor.

La lluvia limpiará tu rostro arrasado de lágrimas de sangre.

Y el sol aliviará tu alma.

¿Quién eres?