Me gusta la Espada y Brujería…

Me gustan las novelas de Espada y Brujería. No todas, que conste, pero en especial las novelas de R. E. Howard me fascinan. Es literatura sencilla, diseñada para ofrecer unos buenos momentos de entretenimiento, y los textos de Howard formaron los pilares de lo que hoy conocemos como fantasía, junto a otros autores del género. De esta manera, cuando quiero disfrutar de un buen rato de lectura, engancho una novela de Conan (incluso uno de los cómics que colecciono) y encuentro ese remanso de tranquilidad que muchas veces hace falta.

Conan el Cimmerio representa el espíritu de este género: libre, fresco y osado. Aquí os dejo un extracto del final de “Conan el Aventurero”:

“El pirata, recuperando su buen humor, sonrió a la jadeante tripulación.

Sancha se encontraba cerca de él. Por sus mejillas se deslizaban unas lágrimas de histeria. Los pantalones de Conan colgaban como harapos sucios manchados de sangre. El cinturón y la vaina de su espada habían desaparecido. El sable, que había arrojado a bordo desde el bote, estaba mellado y cubierto de sangre. Sus brazos, piernas, pecho y hombros parecían haber sufrido las mordeduras de una pantera. Pero el pirata sonrió, al tiempo que separaba sus poderosas piernas y hacía girar la rueda del timón exhibiendo su fantástica musculatura.

Sigue leyendo

Espada y Brujería

Hola amigos.

Rescato un artículo que escribí para un blog personal hace un par de años, y que me parece muy interesante para los amantes de la Fantasía, o de la Espada y Brujería… aquí os lo dejo.

En estos momentos en los que estoy inmerso en la promoción de mis obras, y cuando me toca enmarcar InmortalEl Filo de la Espada o Tiempos Aciagos dentro de un género literario, hecho mucho de menos la definición: Espada y Brujería. Porque si tuviera que enmarcarlos en un género, más que en el moderno “Fantasía Histórica”, me encantaría poder hacerlo dentro del género de Espada y Brujería. El problema es que la mayoría de los lectores asocian este término con los libros de Dragonlance, Warhammer, Reinos Olvidados o cualquier obra similar.

Entra en la tienda Kindle de Amazon

Y que conste que desde mi punto de vista son obras completamente respetables, con legiones de seguidores que devoran sus páginas con avidez, pero la Espada y Brujería no es sólo eso. Estoy leyéndome ahora un recopilatorio de todas las historias de Conan, el personaje creado por Robert E. Howard y considerado junto a Tolkien el creador de este género, y he encontrado una descripción exacta realizada por otro de los grandes escritores de Espada y Brujería, Lin Carter:

“Esta novela se desarrolla en un mundo en el que no existen la televisión, el impuesto sobre la renta, el metro, la polución, las crisis nucleares, las manifestaciones de estudiantes ni los problemas de moda femenina.

Se trata de un mundo inocente y feliz, completamente ajeno a los anuncios de detergentes, las tarifas del metro, los discursos de políticos, el café instantáneo, los cepillos de dientes eléctricos, las películas pornográficas y el movimiento de liberación de la mujer.

Nos encontramos ante un mundo que nunca existió, pero que ciertamente debería haber existido. Se trata de un universo fascinante y romántico, en el que todos los hombres son atractivos y heroicos, y todas las mujeres increíblemente hermosas y deseosas de coquetear con los gladiadores que se enfrentan en la arena. Es un mundo lleno de selvas espesas, montañas inmensas y mares transparentes, en el que las ciudades brillan con un esplendor bárbaro, las gestas gloriosas son posibles y las aventuras forman parte de la vida cotidiana. Se trata de un mundo plagado de monstruos extraños, magos siniestros y guerreros de rostros lúgubres, en el que la magia funciona y los dioses existen realmente y no sólo en la imaginación de sus adoradores.

Sigue leyendo