Espada y Brujería

Hola amigos.

Rescato un artículo que escribí para un blog personal hace un par de años, y que me parece muy interesante para los amantes de la Fantasía, o de la Espada y Brujería… aquí os lo dejo.

En estos momentos en los que estoy inmerso en la promoción de mis obras, y cuando me toca enmarcar InmortalEl Filo de la Espada o Tiempos Aciagos dentro de un género literario, hecho mucho de menos la definición: Espada y Brujería. Porque si tuviera que enmarcarlos en un género, más que en el moderno “Fantasía Histórica”, me encantaría poder hacerlo dentro del género de Espada y Brujería. El problema es que la mayoría de los lectores asocian este término con los libros de Dragonlance, Warhammer, Reinos Olvidados o cualquier obra similar.

Entra en la tienda Kindle de Amazon

Y que conste que desde mi punto de vista son obras completamente respetables, con legiones de seguidores que devoran sus páginas con avidez, pero la Espada y Brujería no es sólo eso. Estoy leyéndome ahora un recopilatorio de todas las historias de Conan, el personaje creado por Robert E. Howard y considerado junto a Tolkien el creador de este género, y he encontrado una descripción exacta realizada por otro de los grandes escritores de Espada y Brujería, Lin Carter:

“Esta novela se desarrolla en un mundo en el que no existen la televisión, el impuesto sobre la renta, el metro, la polución, las crisis nucleares, las manifestaciones de estudiantes ni los problemas de moda femenina.

Se trata de un mundo inocente y feliz, completamente ajeno a los anuncios de detergentes, las tarifas del metro, los discursos de políticos, el café instantáneo, los cepillos de dientes eléctricos, las películas pornográficas y el movimiento de liberación de la mujer.

Nos encontramos ante un mundo que nunca existió, pero que ciertamente debería haber existido. Se trata de un universo fascinante y romántico, en el que todos los hombres son atractivos y heroicos, y todas las mujeres increíblemente hermosas y deseosas de coquetear con los gladiadores que se enfrentan en la arena. Es un mundo lleno de selvas espesas, montañas inmensas y mares transparentes, en el que las ciudades brillan con un esplendor bárbaro, las gestas gloriosas son posibles y las aventuras forman parte de la vida cotidiana. Se trata de un mundo plagado de monstruos extraños, magos siniestros y guerreros de rostros lúgubres, en el que la magia funciona y los dioses existen realmente y no sólo en la imaginación de sus adoradores.

Éste es el universo en el que se desarrolla un nuevo tipo de novelas que llamamos «de espada y brujería». ¡Bienvenidos a él!

Si eres uno de los pocos desafortunados que jamás ha leído una novela de espada y brujería, te espera un festín en el que sólo podrás participar si deseas evadirte por unas horas de los lamentables aspectos de la vida moderna mencionados anteriormente y estás dispuesto a entrar en un mundo fantástico e increíble. Porque las novelas de espada y brujería constituyen una lectura de evasión, sin más. No tienen ningún otro sentido oculto. No ofrecen ninguna solución práctica y prefabricada a ninguno de los numerosos problemas de la humanidad. No constituyen un «ismo» ni una «logia» vendible, ni tienen mensaje, lo que supone algo excepcional en nuestra época.

Son… pura diversión.

Es evidente que este tipo de relatos es tan antiguo como Homero. La utilización de un argumento en el que un guerrero lucha contra monstruos malignos se remonta al relato épico anglosajón de Beowulf, en el que el príncipe lucha contra el ogro Grendel, o a la leyenda épica germana de los Nibelungos, en la que Sigfrido mata al dragón Fafnir.

No se puede negar que los elementos esenciales que forman parte de los relatos de espada y brujería son tan antiguos como la propia literatura.

Pero hoy en día nadie escribe largos poemas épicos en verso. Estos elementos narrativos fueron recuperados hace muy poco tiempo por lo que llamamos cuentos de espada y brujería.

El primer hombre que lo hizo fue un escritor de relatos de aventuras de los años treinta llamado Roben Ervin Howard, que nació en el año 1906 en la ciudad de Peaster, Texas, y vivió la mayor parte de su corta vida en Cross Plains, situada en la zona central de Texas, entre Brownwood y Abilene.”

Yo escribo relatos de Espada y Brujería. Busco que el lector se entretenga, se evada del mundo exterior formando parte del mundo que le planteo. No es un mundo completamente  imaginario, pero sí que tiene una visión lo suficientemente fantástica  para poder merecer la pena sumergirse en él. En El Mundo de las Sombras, existen vampiros, magos, hombres lobo, inmortales, héroes humanos… Existe el bien y el mal, aunque a veces estén mezclados. La espada se mezcla con la magia, con las pasiones humanas y con las ambiciones. Pero también puedes encontrar retazos de historia de cada reino donde se desarrolla, y esta historia es historia real. Puedes encontrar desde sucesos ocurridos en las Cruzadas, hasta sucesos acaecidos tanto en la Corte de Constantinopla como en la del reino de Hungría. Porque mi particular mundo de Espada y Brujería es así, cercano y a la vez distante.

Y el mejor elogio es aquel en el que el lector te dice: me ha entretenido. Suficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s